El escenario por dentro

Sabido es que el teatro crea una ilusión, un engaño que se desarrolla ante nuestros ojos y que incluso se hace extensivo al propio espacio de representación. El espectador, desde su butaca, ve un escenario: una plataforma con unos decorados donde se desenvuelven los actores y no es capaz de imaginar la magnitud y la complejidad de lo que no se ve: la caja escénica.

Si esto le ocurre a un espectador adulto, imaginemos lo difícil que es para un alumno estas nociones. Por mucho que se le muestre, con maqueta incluida, las partes de la caja escénica, la profundidad y la altura de la misma, el espacio reducido que ocupan los actores, etc., no es capaz de imaginarse lo que hay detrás, porque no se ve.

Para paliar esta situación realizamos dos visitas virtuales a las cajas escénicas de dos teatros de diferentes épocas:

  • El Teatre Nacional de Catalunya, obra del arquitecto Ricardo Bofill, inaugurado en 1997.  Se trata de un  complejo formado por dos edificios; el edificio principal tiene forma de templo griego y acoge dos salas: la Gran y la Petita, ambas con una disposición que sigue el modelo de un anfiteatro griego.

  • El Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, constuido en 1888, pero rehabilitado y ampliado en 2004. Se trata de un teatro clásico, a la italiana, con palcos, foso y platea, ricamente decorados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s